Guadarrama, sierra augusta.

*Quedada Tierra Trágame. Cercedilla. Preparando Cross Telégrafo/MAM.

Ya instalados en plena primavera serrana, llegan las dos grandes citas del año para los corremontes de las Dos Castillas. El 13jun nos espera el clásico Rey de la Sierra, el Maratón Alpino Madrileño (42km/D+2.650m) y su fiel escudero el Cross del Telégrafo (17k/D+725m).
Tres semanas despues llega la gran esperanza ultra, el Gran Trail Peñalara (110k/d+5.500m)
Y claro, la combinación de sol, praderas verdes y duras carreras en el horizonte más próximo, han hecho que florezcan los corremontes por todos los granitos de la Sierra, que da gusto verla.  En mi caso, me esperan este año el Cross y el Gran Trail,  por lo que estas últimas semanas he combinado salidas de todo tipo. Solo, a dúo, en grupo pequeño, en quedada multitudinaria, de todo hubo.
*Con Zero en Pto. de Los Neveros, ruta Rascafría-La Granja por Peñalara

Y por todo tipo de trazados: Los 17k del Telégrafo, los 28k del bucle alto del MAM (un clásico irresistible), Rascafría-La Granja por el Peñalara, Navacerrada-Canto Cochino por Maliciosa, circuito La Granja-Fuenfría por pesquerìas reales y vuelta por Camino Santiago…
Casi cualquier rincón es bueno para perderse un rato triscando por estas peñas. Esas salidas han sido para mí una delicia, casi una terapia. Placer solitario a veces, compartido otras, pero siempre de vuelta a casa o al laburo con una sonrisa. Aunque solo sea por eso ¡ Larga vida a los viejos senderos del Guadarrama!
Un famoso sevillano, que supo querer como pocos a las tierras de Castilla, lo cantó así:
FLOR DE VERBASCO
“…Por donde el tren avanza, sierra augusta,
yo te sé peña a peña y rama a rama;
conozco el agrio olor de tu romero,
ví la amarilla flor de la retama;
los cantuesos morados, los jarales
blancos de primavera; muchos soles
incendiar tus desnudos berrocales,
reverberar en tus macizas moles…”

*La Pedriza, desde el Embalse de Santillana.

Desde aquí, solo queda desear toda la fuerza del mundo a tantos compañeros como están, estamos, velando armas ya en espera de las horas de esfuerzo, sudor y placer sobre rocas que nos esperan.

¡U-O!
Advertisements