Ultraoxígeno en la Media de Medina 09

Los resultados completos de la Media de Medina del Campo 2009 aquí.

Siguiendo con los últimos coletazos de la temporada de asfalto, Merak y yo nos fuimos a la Media de Medina que celebraba este año su XXVI edición. Para mí, la primera visita. Para Merak y un veterano corredor castellano que nos acompañó, Piru, una vieja conocida.

Por lo que se veía ya en la previa. la carrera no es tan toboganera como las madrileñas. Aunque no deja de subir y bajar de continuo, lo hace con poco desnivel. Pasa por todo tipo de superficies: Adoquín, asfalto, cemento, tartán y hasta tierra blanda. Suma los 21k en el pueblo dando casi tres vueltas al casco urbano, con viradas y reviradas continuas. Esto permite entrenar mucho el cambio de ritmo: “esquina-freno-acelero-bajo-otra esquina-subo…” 🙂

* Vista nocturna de la Fachada del Ayuntamiento de Medina del Campo

Así pues, una clásica castellana, por la tradición y el cariño del Ayuntamiento. Magnífico marco de salida en la Plaza Mayor. Inscripción gratis. Chip -tiempo bruto sólo- y trazado homologado RFEA. Final en pistas de atletismo y duchas. Vituallas y buenos servicios en todo. Y programa un Sábado a las 18h para buscar el ánimo y apoyo del público local.

Eso sí, está lejos de ser una rompe-marcas como Getafe. Los ritmos, por lo que , acaban siendo similares a los de la Media de Madrid. Los menores desniveles medinenses van lastrados por los giros y regiros continuos. Comido por servido, quizás.
Al final, la carrera fue ganada por 2º año consecutivo por Pablo Vega, esta vez rebajando su propio crono hasta 1.10.58. Y detrás entramos más de 500 dorsales, con los últimos aguantando una feroz tromba de agua que me recordó aquella “Media Natación” de Enero😉

En mi caso, tocaba probar cuán cerca podía andar del sub1h30 objetivo de Zaragoza. Ir acostumbrándome al tirón que me hará falta para ello. (170-175 latidos en mi caso) Así que salí mirando solo el pulsómetro, y con Merak de liebre de lujo.
Sin darnos cuenta, cayeron los primeros 5-6k por debajo de 4.15, bien. Lástima que no esté aún para aguantar esa marcha y me fui desinflando poco a poco. Lograba menos velocidad con mismo esfuerzo cardíaco. A partir del 12k se hizo evidente que hoy acabaríamos lejos del reto. Así pues relajo un poco del ecuador en adelante, para acabar con 1h33.21 y 170 latidos de media.

Rebajar tres minutos de aqui a una semana no parece razonable. Por ese lado, creo que en Zaragoza no me sacaré el billete transoceánico. Ohhhhh!🙂
Por otro lado, estoy contento por haber mejorado lo del saber sufrir. Y desde luego esos 90 minutos dándole justo al umbral anaeróbico son entrenos perfectos para lo que haya de venir. Contento pues.

Ahora, a darse un paseico por la Nacional 2, maño.