6ª media maratón sierra de Segovia

El domingo 29 de Julio del 2007 se celebró la sexta edición de esta media maratón de montaña. Con salida en la plaza del Ayuntamiento del real sitio de La Granja de San Ildefonso, superamos 2.700 m de desnivel acumulado en una distancia de 21 Km´s. 

A las 9:00 nos encontramos una cola del carajo para recoger el dorsal. Sergio, Ana, Maria Jesus, Mari Jose, Almudena y Yo, aguantamos el tirón de la cola mientras estiramos levemente.
A las 9:30, de manera increiblemente puntual, partimos camino del pico de Peñalara unos 300 comensales.

Salimos como a mitad del pelotón, en una salida neutralizada que nos sacará del asfalto para meternos de lleno en el terreno inclinado de la montaña. Primeras rampas y toca esperar, como siempre, en los pasos más estrechos. Vamos calentando musculatura y subiendo pulsaciones, en un terreno bastante cómodo en el que se puede combinar la carrera y el andar pese al desnivel.
Llegamos al primer avituallamiento junto a la fuente del montañero, las sensaciones son geniales.
Al pasar este tramo cogemos un trozo de pista que está bastante empinada pero que te deja correr.
Tras pasar una zona de prado nos encontramos con un control y con un avituayamiento sólido que viene de perlas. Al contemplar lo que tengo delante me dan ganas de darme la vuelta. Justo de cara se ve con toda claridad por donde sube la carrera hasta la cima del Peñalara. Más de 600 metros a capón sin ningún tipo de zig-zag y con piedra suelta…glup…en ,”parriba”.
La subida es lenta ,dolorosa y muy calurosa, me planteo el mantener un ritmo lento pero seguro y sin muchas paradas. Ya estoy temiendo la bajada, va a ser muy peligrosa.
Al llegar a la cima me encuentro con uno de los amigos de Almudena, Eduardo,.y compartimos unos chupitos en la cima de este coloso. Las vistas son geniales, pero hay que tirar para abajo. Al poco de iniciar el descenso me cruzo con Sergio y nos saludamos, vamos bastante cerca con lo que en la bajada me pilla fijo.
La bajada es lenta y tediosa, no se puede correr, es un peligro para todos, ya que se lanzan piedras constantemente.
Tras pasar este trance sin ninguna incidencia, me lanzo para abajo en plan suicida ya que me encuentro genial. Las piernas no parecen haber acusado ni la subida ni la bajada, estoy sorprendido, a darle cañita.
En la bajada sufro un par de caidas sin mucha transcendencia, aunque en una de ellas fui a parar a un rio. La otra me puso el culete un poco hinchado.
Llego a La Granja cansado pero con buenas sensaciones y recupero bastante bien. Allí está toda la afición, besotes para todas.
Paro el crono en 2 h 46 min, estoy contento, hace una semana mi estado de forma era lamentable y parece que todo vuelve a su cauce, ahhhhhh… y lo mejor es que los dolores de mi maltrecho tendón, han desaparecido, necesitaba cañita…