II Kosta Trail


Fecha 10 de Junio del 2007.

Recorrido: salida en Getxo y pasando por las localidades de Sopelana, Barrika, Plentzia y con final en Gorliz. En total 30 kilómetros, todos ellos al borde de la costa.
Puntuable para la copa de Euskadi de carreras por montaña.

Una vez catada no te puedes librar de ella… me refiero a esta maravillosa, peculiar, alegre, bien organizada, y dura, pero que muy dura carrera por las costas que se sitúan al norte de Bilbo. Algunos de los que lean esto y disputen habitualmente carreras por montaña, si ven el perfil exclamarán “pffffff, si no tiene casi desnivel…”, y lo dirán con razón, pero señores mios, tanto el año pasado, primera edición de esta carrera, como este año, la lluvia fue la protagonista. La pasada cita nos acompañó durante casi todo el recorrido, y en este pasado finde, lo hizo justo hasta antes de comenzar, de tal manera que corrimos por donde no se puede correr, subimos por donde no se debe subir y bajamos, bueno, nos tiramos por donde hace falta una cuerda para rapelar. Aun así, empiezo esta entrada recomendando de todas todas, esta pedazo de carrera. Ambiente… bueno, pues el que te ofrecen las gentes del Pais Vasco, maravilloso, el paisaje es dificilmente igualable, el nivel de participación ha subido bastante este año, la organización es casi perfecta, en fin, sin lugar a dudas es una de mis favoritas, y con el tiempo, se convertirá en una clásica.

Nos calzamos Mari Jose y Yo el coche alrededor nuestro y pa Bilbo que fuimos. El Sábado lo dedicamos a hacer un poco de turismo por la zona y a recordar un poco lo que vivimos el año pasado por estos lares. El tiempo no acompañaba y ya por la tarde no paró de llover.
Al levantarnos el Domingo me quería morir, ” ya estamos como el año pasado…” estaba diluviando. Aunque cuando llegamos a Portugalete no llovía, el terreno iba a estar embarrado con toda seguridad.
Este año la carrera no sale de la playa de Las Arenas, la idea es todavía más original. Nos hacen cruzar de Getxo a Portugalete en el transbordador de la ria, una vez allí chipeamos, calentamos y nos dan la salida neutralizada cruzando todos los corredores en el transbordador, una vez que tomamos tierra firme, cogemos la acera a la izquierda y pasamos por el arco de salida.
El recorrido es exacto al del año pasado, ni mas ni menos que hacia el norte bordeando toda la costa y pasando por las localidades que os he mencionado.
Mi intención en esta carrera no es otra que la de entrenar para el MAM, no debo forzar. Aun así no me encontré del todo cómodo desde el principio. Cuando pasamos del asfalto a la tierra la cosa se complica y empieza el suplicio, no paro de caerme, es casi imposible correr, hay un pequeño surco por el que vamos todos y es un auténtico barrizal, a los lados del mismo hay hierba y también es una trampa, lo pisas y te desliza directamente hacia el surco desequilibrándote por completo. En mi cabeza pasa la idea de dejarlo, una lesión ahora puede tirar al traste todo el entreno para la cita de la semana que viene, ¡¡¡¡¡¡pero… si sólo llevamos 5 kilómetros¡¡¡¡¡¡. Decido continuar extremando las precauciones. El zueco que se forma en la suela hace todavía más complicada la progresión. Una caida, otra.. y otra… que desesperación, no hay forma de coger un ritmo. Y esta fue la tónica de casi toda la carrera. Bajamos por dos acantilados y subimos por otros tantos enganchándonos en las hierbas, era una auténtica pista de patinaje. Alrededor del Km 10 decido que llegaré a Plentzia, Km 22, donde se pasa al lado de la meta, y lo dejo, estoy jugándome mucho.
Al llegar al avituallamiento del Km 10, veo a Mari Jose y ya la cuento que no voy bien, al llegar a la población de Plentzia la vuelvo a ver y la digo que voy a parar en la playa de Gorliz. Y aquí acaba mi carrera. Me dirijo a la cruz roja para curarme las heridas y luego a la zona de meta para recoger los obsequios, allí vemos justo la entrada de Martín Fiz y charlamos un rato con el. Nos comenta lo mismo que hemos vivido todos “… joder, si es que no se podía correr…” estaba visiblemente cabreado.
En fin, que aunque parezca que lo que cuento es negativo, nada más lejos de la realidad, el que viene aquí sabe lo que hay, y yo si no tengo el MAM la semana que viene, acabo la carrera de calle. El año pasado fue más dura sin lugar a dudas, y entré el 69 con un crono de 2h 58 minutos. El ganador de este año realizo una marca de 2h 20 min.


Al dia siguiente, merecido descanso, playita, paseito… y en breve el temido MAM.

Advertisements