Cabras Montesas en Sierra de Guadarrama

Hace ya casi una década que se reintrodujeron con gran éxito las cabras montesas en La Pedriza, trayendo un pequeño contingente desde Gredos. Escaladores y montañeros disfrutamos de sus garbosas siluetas y del espectacular entrechocar de los cuernos entre el granito pedricero.
Tanto fue el éxito adaptativo que amenazaban desbordar la capacidad de acogida del Parque por lo que desde algunos años atrás se toman una serie de medidas para controlar esa expansión.
Vale, todo eso ya lo sabía…pero lo no podía imaginar fue hasta qué punto “la vida se abre camino”.

Ayer mismo, subiendo por un rincón de Guadarrama me encontré de manos a boca de nuevo con las montesas.
Pero lo más sorprendente es que no fue una, ni dos, sino un enorme rebaño de más de TREINTA (!!) ejemplares que tomaban como suyas las alturas de este macizo.

Como contar la impresión al ver aparecer a sólo unos metros sobre un resalte, una multitud de ojos inquisitivos, guarecidos bajo fuertes cuernos.
Y solo un momento despues, verlas salir disparadas…volando de peña en peña sin perder la formación. Uff! Fué un verdadero pase privado de baile que no creo que se me olvide fácilmente.

Aunque la impresión me dejó clavado de principio, aun logré sacarles un par de recuerdos conforme se me alejaban.
Bienvenidas sean, pues. Creo que nada es más que lógico que volver a ver las cumbres de toda la Sierra de Guadarrama recorridas por quienes fueron en su día grandes señoras de estas montañas.

Advertisements