III Puyada a Oturia

Fecha: 3 de Junio del 2007
Situación: salida y llegada en Sabiñánigo.
Campeonato de España de carreras por montaña de la FEDME.
Distancia: 38 Km´s.
Desnivel acumulado: 4400 metros
Coeficiente de dificultad marcado por la FEDME de 84.
Porcentaje de superficie técnica un 90 %
Superficies: 1 Km de asfalto, 2 Km´s en pista y 35 Km´s de caminos.

Pues esta es la hoja técnica de la carrera a la que nos enfrentamos el pasado Domingo Sergio (Mayayo) y yo.
La mañana se despierta no demasiado fresquita y nos hace preveer que la temperatura para la carrera va a ser calentita.
Tras recoger todos los bártulos del hotel, nos dirigimos Ana, Mari Jose, Sergio y yo hacia el Pirenarium situado en Sabiñánigo, y que aloja, en esta edición, la salida de el campeonato de España de carreras por montaña a nivel individual y de selecciones autonómicas.
Tras recoger el dorsal y la bolsa de corredor, con una magnífica camiseta técnica, (ya podían aprender los del Peñalara…) nos tomamos el desayuno mientras que vemos desfilar a nuestro alrededor a casi todas las figuras nacionales de este deporte.
Como siempre Mari Jose y Ana nos prestan sus ánimos y su compañía.
Salimos a calentar y enseguida entramos en el control de firmas.
Todo está organizado de maravilla, como no podía ser de otra manera en una competición de este nivel.
Nos colocamos en la parte de atrás del pelotón y salimos del Pirenarium con un solo propósito, terminar y sentir las sensaciones de cara a el MAM. Nunca he corrido esta distancia en montaña, por lo tanto no tengo del todo claro cual ha de ser mi ritmo para no acabar derrotado.
Tomamos contacto con el asfalto con tan solo unas 20 unidades por detrás de nosotros. Dejamos el asfalto para empezar de lleno a subir al cerro de SanPedro de 1132 m. Tras coronarlo seguimos en un sube y baja muy comfortable hasta el Santa Engracia de 1267 m. El paisaje hacia el Oeste es espléndido y la temperatura es perfecta, tramo muy disfrutón para ir calentando motores.
Comenzamos un descenso vertiginoso hacia el rio Basa donde hay un avituallamiento.
Cruzamos el rio y nos vamos aproximando cada vez más a la temida subida a la Ermita de Santa Orosia de casi mil metros de desnivel.
Tras cruzar la carretera nacional atravesamos las poblaciones de Osán y SanRomán, donde los lugareños nos arropan con sus aplausos y sus cencerros. Estamos aproximadamente en el Km 12 y las sensaciones son más que buenas. El ritmo es bastante cochinón, pero quiero asegurar la carrera.
Por fin nos metemos en la subida a la Ermita de pleno, empieza la carrera.
Le pregunto a Sergio como lleva su pierna, y me dice que regular. Unos dias atrás en un mal apoyo se abrió una antigüa rotura fibrilar y le estaba haciendo polvo.
Cuando empieza la subida nos empezamos a separar, cojo la pata de una veterana que sube a buen ritmo y llego casi arriba con ella.
La subida es nuy exigente, y en algunos tramos técnica y para colmo el sol pega de lo lindo, aun así me encuentro cómodo y subo a buen ritmo.
Al llegar al prado donde se encuentra la Ermita y el ansiado avituallamiento, veo a MJ y a Ana, joooooder que felicidad, que subidón.
Me hidrato como un poco y las comento que Sergio viene un poco más atrás.
Este fue el lugar donde Sergio tuvo que dejar la competición, que putada. Evidentemente no supe de esto hasta la llegada a meta, y fui todo el rato mirando atrás para ver si venía.
Desde este prado subimos al pico Oturia, techo de la competición con 1921 m. Cogemos una pista foresta,l y tras dejarla, subimos a capón para dirigirnos hasta la cresta cimera donde están haciendo el video de la prueba.
Miro desde la cumbre para ver si veo a Sergio y aquí me mosqueo un poco, ya que se ve bastante del recorrido desde este punto.
Tras coronar nos tiramos literalmente cuesta abajo. Peaso bajada, nos avisan de que tengamos mucho cuidado porque el terreno está lleno de terrazas de hasta un metro de altura….
Llegamos al medio maratón con las piernas ya calentitas, sigo escuchando a mi cuerpo y me gusta lo que me cuenta.
Tengo que bajar despacio por dos motivos, el primero es que desde que llevo la lentilla mis reflejos no son los de antes y la segunda es que me asustan lo 7 últimos km´s y he de reservarme.
La bajada es eterna y destrepa por un cañon preciosa lleno de cascadas y rodeado por un bosque muy frondoso.
En una de estas me da por mirar a mi derecha y veo un cortado de ciento y pico metros que cae a capón, glup…
Km 25 las sensaciones son estupendas pero las piernas empiezan a estar pesadas, ya he sufrido algún calambre.
Llegamos a la población de Satue donde las maravillosas gentes de la organización nos deleitan con su amabilidad y sus alimentos, muchísimas gracias a todos.
Llega lo que yo me temía más duro. Desde el Km 27 vamos en un continuo sube y baja atroz a estas alturas de carrera, estamos sólo a 800 m y la temperatura es sofocante.
Cruzamos por un sinfín de paisajes, bosques, rios, zonas deserticas, pedregales, uffffff….. de veras tremendo.
Cuando nos marcan el Km 35 me da el subidón, y tras remontar el último repecho, bastante durito por cierto, entro en las calles de Sabiñanigo para torcer hacia el Pirenarium donde me fundo en un abrazo con mis tres compañeros de aventuras.
Paro el crono en 5 horas y 44 min, las sensaciones, pese a estar destrozado, son cojonudas y no tengo molestias que parezcan lesiones, estoy emocionado y me faltó poquito para llorar tras ver a Mari Jose, Ana y a Sergio.
En fin, que he acabado la carrera, que era mi propósito, que el subidón de cara al MAM es bestial y que el único mal rollo de esta maravillosa carrera fue el abandono de mi compi Sergio. Le deseo una pronta recuperación y arriba esos ánimos.