Maratón Alpino Madrileño…ya está aquí.

Queda menos de un mes para el gran reto, para que llegue ese momento hacia donde apuntan todos tus esfuerzos, entrenos, dietas, descansos…
Llega el MAM (Maratón Alpino Madrileño).
Los números lo dicen todo: 44 kilómetros corriendo por la montaña con un 40 % por encima de los 2000 metros de altitud, 4700 metros de desnivel acumulado, un 70 % de superficie ténica…uffff, no hace falta ser un experto para percatarse de que esto ha de ser extremadamente duro sin la más mínima duda.
No admite discusión el que esta prueba es una de las más duras de todo el calendario nacional de carreras por montaña.
Como algunos ya sabréis mi entreno se basa en la bici, y sin lugar a dudas eso se ha notado, mis tiempos en las dos carreras que llevo esta temporada no son demasiado buenos. Pero las sensaciones en los últimos entrenos están siendo bastante buenas.
Como aperitivo antes del MAM nos vamos de viaje “pal” norte. Sabiñánigo con su Puyada a Oturia nos calentará las piernas… y de qué manera. Es un test perfecto, 38 Km con 4400 metros de desnivel, aquí sin lugar a dudas nos daremos cuenta si estamos preparados para el MAM.
Una semana después nos vamos para Bilbo a correr el Kosta Trail, 30 Km al nivel del mar, entreno perfecto a una semana antes del gran reto. Después un par de días en la playa para descansar y a prepararse a fondo el resto de la semana.
Por los cálculos que hemos realizado creo que , si llego a acabar , rondaremos las 7 u 8 horas para completar la distancia… joder como suena…
En fin, a veces me pregunto porqué hago estas cosas, me imagino que no soy el único que se lo pregunta fijo, y no se, hace que me sienta más fuerte y me prepara para afrontar dificultades de otro tipo.
Dos cosas hicieron que me recuperase tan rápido del accidente que sufrí el pasado Octubre, el apoyo de todos los que me quieren, y sobre todo de MJ, y en segundo lugar el deporte.



Advertisements