Travesía Peñalara-Claveles, por Cameo (II)

…pues una vez calentitos, comienza lo duro. Dejamos a un la derecha el centro de información y tomamos unas escaleras que nos van a conducir a la senda que lleva o al Zabala o a Peña Citores.
Tras los primeros pasos cojemos la bifurcación que lleva al collado Citores. El día parece que no se va a estropear.
Empezamos a subir pulsaciones, y relevamos el camina-corre constantemente. Llegamos al collado con buenas sensaciones y con un tiempo que levanta el ánimo.
Nos cruzamos con algunos “trekineros” que nos animan.
“…sabes Sergio, hace años en Pineta, Mari Jose y yo vimos a un Francés que subía corriendo circo arriba por la nieve en zapatillas de deporte. Yo le critiqué, e incluso dije: que imprudencia la suya. No que ignorancia la mia… Quien me iba a decir a mi que yo sería unos de esos pirados años después…”
Tras pasar el collado ponemos rumbo sur y con una subida no demasiado dura pero continua, llegamos a la senda que conduce hasta la cima del pico Peñalara.
Llegamos al Peñalara y tras la fotico de rigor nos dirigimos hacia la cresta claveles con un subidón
tremendo por lo espectacular del paisaje. Disfrutamos de lo lindo, parecemos dos niños en su primer contacto con la nieve.
Al llegar al tramo “chungo” de la cresta nos ponemos serios y la pasamos con mucha prudencia.
Tras pasar la cresta y en una bajada trepidante nos ponemos en las lagunas. El terreno está muy mojado, pero la mezcla del ambiente de alta montaña, la temperatura super agradable y la maravillosa estampa que se nos muestra alrededor nuestro, nos hace que olvidemos el chof-chof de las zapas.
En un pis pas llegamos al puente que bifurca hacia la Laguna Grande, torcemos a la izquierda y en un ratín llegamos al parking de Cotos con unas sensaciones más que agradables.
Conclusiones; pues lo primero es que no hemos acabado con la sensación de estar agotados. Hemos tomado una referencia de cuanto tiempo podemos tardar en hacer esta parte del recorrido del MAM, y creemos que podemos estar en tiempo para poder acabarlo.

En fin una jornada de entreno que no se olvida…..