El Yelmo y punto.


Madrugamos como solo hacen los chalados de la montaña y con las mejores luces de las
primeras horas de la mañana nos dispusimos a escalar La peña del Diezmo, mas conocida como el Yelmo. Acompañados por Shisha, Cinca, Cora y Dablam, aparte de las siempre simpaticas cabras disfrutamos de un bello recorrido hasta la base de la pared, una bella escalada, de bellos paisajes y de un calor y sol de justicia. La foto pertenece al cuarto largo.